Añadir tiotropio mejora la función pulmonar de pacientes con asma grave



El añadir tiotropio inhalado al tratamiento habitual de pacientes co nasma grave no controlado mejoró notablemente la función pulmonar en un estudio cruzado reciente.

En comparación con placebo, una dosis de 5 µg mejoró el VEF1 máximo (volumen espiratorio forzado en el primer segundo) con una diferencia de 139 ml y la dosis de 10 µg mejoró en 170 ml (p = 0,0001 para ambos). Así mismo, los investigadores observaron que las determinaciones de flujo espiratorio máximo en el domicilio fueron más altas tanto con el tratamiento mediante tiotropio como con placebo.

Los autores hacen notar que los pacientes con asma grave pueden persistir con obstrucción aun después de haber incrementado la dosis de un corticoesteroide inhalado y de agonistas β2 de acción prolongada (AVAP), incluso con la adición de otro fármaco como un antileucotrieno o teofilina.

Dicen: «Un enfoque alternativo potencial es añadir un segundo broncodilatador con un mecanismo de acción alternativo, el anticolinérgico bromuro de tiotropio».

El Dr. Huib A. M. Kerstjens, del University Medical Center Groningen, los Países Bajos, y sus colaboradores valoraron este enfoque en un estudio en el que participaron 107 asmáticos con un VEF1 después de administrado el broncodilatador de 65% de lo previsto pese al tratamiento de mantenimiento con un mínimo de un corticoesteroide inhalado en dosis altas más un AVAP.

En un diseño cruzado, los participantes recibieron 5 ó 10 μg de tiotropio al día o placebo en orden aleatorio durante tres periodos de ocho semanas. El criterio principal de valoración fue el VEF1 máximo al final de cada periodo. Cien pacientes llegaron al final de todos los periodos del estudio, según se dio a conocer recientemente en la versión en línea de Journal of Allergy and Clinical Immunology.

Las tasas de efectos adversos fueron similares durante todos los periodos de tratamiento, excepto la sequedad de la boca que fue más frecuente con la dosis de 10 µg de tiotropio.

El Dr. Kerstjens y sus colaboradores terminó diciendo: «En resumen, el añadir tiotropio una vez al día como tratamiento de mantenimiento a través del inhalador Respimat, además de un mínimo de un corticoesteroide inhalado en dosis altas en combinación con un AVAP, ofrece la posibilidad importante de mejorar la permeabilidad de las vías respiratorias en pacientes con asma persistente grave que todavía están sintomáticos y presentan obstrucción con el tratamiento máximo».

Sin embargo, en otro estudio publicado recientemente en British Medical Journal (y dado a conocer en otro lugar por Reuters Health), un metanálisis demostró que el inhalador Respimat se relacionó con un incremento del 52% en el riesgo de muerte.

El Dr. Sonal Singh de la Johns Hopkins University School of Medicine, quien dirigió el estudio, dijo en una declaración: «Creemos que lo que está ocurriendo es que el inhalador de neblina está descargando una concentración de tiotropio más alta de la debida y que esto puede aumentar el riesgo de muerte».
Boehringer Ingelheim (BI) y Pfizer, dos compañías que fabrican el dispositivo, dijeron en una declaración que no estaban de acuerdo con las conclusiones de los autores del estudio.

Respimat está autorizado para utilizarse en Gran Bretaña y en Europa pero no logró la aprobación de la US Food and Drug Administration, que observó un número excesivo de muertes en un estudio de 17.000 pacientes.

Referencias
J Allergy Clin Immunol 2011.
BMJ 2011.

0 Comentarios:

Publicar un comentario