Infeccion por estreptococo beta hemolitico del grupo B en embarazadas

RESUMEN 
El estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) es una bacteria que forma parte de la flora normal del tracto genital femenino. Las mujeres la transmiten de manera vertical, lo cual podría ocasionar sepsis, meningitis y/o neumonía. 

Objetivo: Analizar la prevalencia de infección de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación que acudieron a la consulta prenatal de un hospital materno-infantil de Valencia, Venezuela, durante el periodo Marzo-Junio 2010. 

Pacientes y Métodos: Se estudiaron 83 pacientes embarazadas a quienes se les tomó muestra intravaginal para realizar cultivo de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). 

Resultados: Se aisló en 13 pacientes el estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) (15,7%) de 83 que acudieron a la consulta prenatal. El 71,1% tenían edad comprendida entre 19-27 años y, de acuerdo al nivel socioeconómico, el estrato IV según el método Graffar fue el predominante (78,3%). En el 13,3% de las pacientes y el 23,1% con SGB positivo, se encontró la ruptura prematura de membranas como patología asociada a infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). El 60,2% de las pacientes presentaron infección del tracto urinario como factor de riesgo para infección neonatal de inicio temprano, seguida de vaginitis con 5%. 

Conclusiones: La prevalencia de 15,7% de colonización materna por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) fue significativa, y se observó que existieron factores de riesgo para adquirirla durante el embarazo. Se debe reforzar la detección previa al parto, para prevenir la mayoría de las infecciones en el recién nacido con tratamiento profiláctico durante el trabajo de parto. 

Palabras clave: Estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), infección, embarazo 

Infection by Group B beta-hemolytic Streptococcus in pregnant women 

ABSTRACT 

Group B beta-hemolytic Streptococcus (GBS) is a bacterium that is part of the normal flora of the female genital tract. The women transmitted it vertically which could cause sepsis, meningitis and/or pneumonia. 

Objective: To analyze the prevalence of GBS infection in pregnant women from 35 to 37 weeks' gestation attending antenatal consultation of maternal and child hospital from Valencia, Venezuela, period March-June 2010. 

Patients and Methods: We studied 83 pregnant patients to whom were took a sample for a vaginal culture for GBS. 

Results: In 13 patients were isolated GBS (15.7%) of 83 patients attending antenatal clinic. 71.1% of these were aged between 19-27 years and, according to socioeconomic status, stratum IV according to the Graffar method was the most predominant with 78.3%. In 13.3% of patients and 23.1% with GBS positive, was found more frequently membrane premature rupture as pathology associated with infection by GBS. 60.2% of the patients had urinary tract infection as a risk factor for early onset neonatal infection, followed by vaginitis with 5%. 

Conclusions: The prevalence of 15.7% of maternal GBS colonization was significant, and was observed that there were risk factors for acquired infection by GBS during pregnancy. Screening should be strengthened prior to delivery, to prevent the majority of infections in the newborn with prophylactic treatment during labor. 

Key words: Group B beta-hemolytic Streptococcus, infection, pregnancy 

INTRODUCCIÓN 

El Streptococcus agalactiae (estreptococo beta hemolítico del grupo B, SGB) es una bacteria que vive de manera saprófita en los tractos gastrointestinal y genitourinario del ser humano (1). En pacientes con el sistema inmunológico alterado, diabéticos, cirróticos, dializados, entre otros, es responsable de patologías tales como osteomielitis, bacteriemias, endocarditis, neumonías e infecciones de piel y partes blandas (2). 

En la mujer gestante el tracto gastrointestinal es el principal reservorio del germen, seguido por el aparato genitourinario. Las tasas de colonización varían según la etnia, área geográfica y edad; no varían entre embarazadas y no embarazadas. Durante la gestación y puerperio puede dar origen a infección urinaria, corioamnionitis, endometritis, endocarditis y fiebre, siendo la causa más frecuente de sepsis bacteriana y meningitis neonatal. El germen puede también traspasar las membranas ovulares intactas, y se le ha relacionado con muerte fetal y parto pretérmino (3). 

La transmisión vertical se produce en 40 a 73% de las pacientes con cultivo positivo para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y, a pesar que no todos los recién nacidos colonizados desarrollan una enfermedad grave precoz (sepsis, neumonía, meningitis), muchos de ellos pueden presentar secuelas neurológicas y por ello es importante desarrollar estrategias de prevención para esta enfermedad (4). 

Desde su reconocimiento como patógeno prevalente en la década de 1.970, estudios realizados fueron aportando datos sobre colonización materna, incidencia de afección neonatal, sensibilidad a los antibióticos y eficacia de las guías clínicas de prevención (3). A pesar de esto, en nuestro medio se ignora el impacto de esta patología y no se han implementado estrategias de prevención adecuadas debido al desconocimiento de la prevalencia de la misma. 

En los últimos 20 años la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) ha sido la principal causa de sepsis, bronconeumonía, meningitis y muerte por infección en el período neonatal precoz, en la mayoría de los países desarrollados (5). La letalidad oscila actualmente entre 6 y 20% de los neonatos afectados, dependiendo en gran medida de la calidad de cuidados neonatales disponibles (6). 

El estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) es una bacteria tipo coco Gram positivo (6). Es un microorganismo saprófito habitual de los tractos genitourinario y gastrointestinal del ser humano. Se sabe que vive en las áreas vaginales o rectales del 10 al 35% de las mujeres adultas sanas. No se transmite por los alimentos, relaciones sexuales ni agua, sino que puede entrar y salir del cuerpo de manera natural. 

Las mujeres gestantes colonizadas tienen la posibilidad de transmitir verticalmente esta bacteria a sus hijos y ésta es la principal vía para el desarrollo de la enfermedad invasiva temprana (7). La colonización puede ser intermitente (8); esta característica, conduce a que los cultivos realizados en el segundo trimestre tengan poco valor predictivo para asumir la colonización en el momento del parto, por lo que es aconsejable el estudio entre las semanas 35-37 de gestación (2). Asimismo, un bajo nivel de anticuerpos maternos contra el antígeno capsular del estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y la colonización masiva incrementan la probabilidad de enfermedad invasora en el recién nacido. 

Se presenta colonización entre 40 y 70% de los hijos de madres portadoras y de estos entre 1 y 2% desarrolla la enfermedad invasora; de la misma manera el estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) constituye la principal causa de infección y muerte neonatal en Estados Unidos de América, siendo actualmente su incidencia en este país de 1,8 por 1.000 nacidos vivos (7.600 casos al año) (1). En Colombia, existen reportes muy variables de colonización materna, los cuales van desde 0% hasta 17% (7), con una prevalencia de colonización materna de 8,6% (1). En Argentina, la mortalidad de los neonatos afectados oscila entre 6 y 20% y la tasa de secuela neurológica llega al 30% (3).


En los niños la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) puede ser de inicio temprano cuando la clínica comienza en las primeras 72 horas de vida, es también llamada sepsis de transmisión vertical, ya que son causadas por microorganismos localizados en el canal vaginal materno, produciéndose el contagio por vía ascendente al final de la gestación o por el contacto en el momento del parto; o de inicio tardío cuando la infección es producida por microorganismos procedentes del entorno hospitalario, sobre todo en unidades de cuidados intensivos neonatales (de transmisión nosocomial), la clínica aparece después de las 72 horas de vida (9) y el 25% de estos casos ocurre en prematuros. La enfermedad de inicio temprano representa 80% de los casos y entre 15 y 30% de estos tendrán secuelas (1), incluyendo ceguera, sordera, parálisis cerebral y dificultades en el aprendizaje (10). 

En Argentina la causa fundamental de esta infección es la colonización del tracto genital materno, la cual, según distintos autores ocurre entre un 15 y 40% (4). Se presenta colonización asintomática entre el 5-30% de las embarazadas dependiendo del país, grupo étnico, edad y técnicas de recolección (1). Como señalaron Ovalle y et al (5), los antecedentes de riesgo para infección genitourinaria por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo son: aborto espontáneo del segundo trimestre (sin causa o asociado con infecciones urinarias), vaginitis a repetición (3 o más episodios), infección del tracto urinario (ITU), parto pretérmino, con ruptura prematura de membranas (RPM) o sin ella (sin causa asociada a infección), diabetes familiar, patología psiquiátrica (epilepsia, depresión), fiebre tifoidea. Son patologías de riesgo de infección bacteriana durante el embarazo: pielonefritis aguda, ruptura prematura de membranas (RPM) y parto prematuro sin causa clínica evidente. 

La colonización materna incrementa en más de 29 veces el riesgo de que los neonatos adquieran la enfermedad, aunado a esto existen otros factores importantes que aumentan la probabilidad de infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) de inicio temprano, entre los que se menciona: nacimientos prematuros (menor a 37 semanas de gestación), ruptura prematura de membranas (RPM) mayor a 18 horas de duración, fiebre durante el parto mayor a 38 º C y bacteriuria por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo. También se asocia con el desarrollo de la enfermedad, aunque en menor grado, la edad menor de 20 años, raza negra, origen hispano, bajos niveles de anticuerpos contra el antígeno capsular del estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y la colonización masiva. No se conocen con certeza los factores de riesgo para desarrollar la enfermedad de inicio tardío (1). 

La naturaleza potencialmente devastadora de esta infección, frecuentemente mortal o con daños neurológicos permanentes, hace que numerosos investigadores hayan tratado de definir protocolos de acción para prevenir la transmisión al recién nacido (4). 

A causa de la alta prevalencia en otros países de la infección tanto en la madre como en el recién nacido, a la poca importancia que se le ha dado en nuestro país y al hecho de que aún no tenemos datos bibliográficos que documenten qué tan frecuente son las infecciones de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en el binomio materno-fetal, se hace necesario el registro epidemiológico del porcentaje de mujeres gestantes que son portadoras del estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) entre las 35 y 37 semanas. 

Los investigadores han desarrollado a través de los años estudios a nivel mundial, con la finalidad de determinar la prevalencia de Streptococcus agalactiae en gestantes y sus recién nacidos. Restrepo et al (7) en el año 2002 en Colombia realizaron un estudio descriptivo prospectivo sobre la prevalencia de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en gestantes con factores de riesgo y sus hijos en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl; con una muestra de 81 gestantes con factores de riesgo. Se tomaron muestras de introito vaginal y región anal para cultivo de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). Se incluyeron 40 neonatos, de los cuales se hicieron cultivos de orofaringe, conducto auditivo externo y región anal. La prevalencia de colonización materna por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) fue de 8,6%. De los recién nacidos estudiados, uno presentó colonización y otro enfermedad neonatal temprana por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). Se encontró asociación significativa entre la presencia de corioamnionitis, fiebre intraparto e infección urinaria por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y la colonización materna. 

Del mismo modo, Cortés (1) en el año 2005, realizó una investigación para establecer el impacto de la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en Colombia y determinar si era necesario implementar estrategias de prevención. Se demostró que en Colombia no es clara la incidencia neonatal, lo que sí se conoce es que la prevalencia de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en las mujeres embarazadas oscila entre 9 y 17%. 

Por su parte, Sad et al (3), realizaron un estudio prospectivo para determinar el porcentaje de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en pacientes gestantes e implantar un programa de prevención de sepsis neonatal precoz por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) a través de profilaxis antibiótica intraparto basada en cultivos sobre 1.756 pacientes. Se realizaron cultivos con hisopado vaginal y anal a 1.228 (69,9%). El porcentaje de colonización materna por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) fue del 1,4%. Se presentó un caso de sepsis neonatal compatible con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) (0,6%) en una madre con cultivo negativo. Solo una paciente portadora de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) presentó factores de riesgo. Sugieren continuar con la estrategia de prevención basada en cultivos, ya que la mayoría de las pacientes colonizadas no presentaron factores de riesgo. 

Asimismo, Valdés et al (11) en el año 2004, determinaron la prevalencia de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo a través de un estudio retrospectivo. Los cultivos vaginoperianales, tomados de 185 embarazadas entre las 35 y 37 semanas, reportaron que en 26 de ellas se identificó estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) lo que determinó una prevalencia de 26%. 

A su vez, Rivas et al (12) presentaron un estudio acerca de la colonización vaginorrectal por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en mujeres embarazadas, entre las 35 y 37 semanas de gestación. Sobre un total de 242 casos consiguieron que un 25,2% de las embarazadas eran portadoras de estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). 

Por último, Ovalle et al (5) en el año 2002, determinaron que se consideran como factores universales de riesgo de infección bacteriana los antecedentes de infección genitourinaria y las patologías de infección bacteriana durante la gestación. 

Hasta ahora se ha mencionado la importancia que tiene el estudio de la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo y la manera como éste puede influir en el desarrollo perinatal y neonatal, para de esta manera inmiscuirnos en esta problemática por lo que es importante conocer el microorganismo, su hábitat y la manera como éste se transmite al neonato y se comporta en él. 

El estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) es una bacteria catalasa y oxidasa negativo, anaerobio facultativo que se presenta formando cadenas de longitud variable. Puede crecer en medios simples, aunque los medios suplementados con sangre o suero favorecen su crecimiento. Tras 18-24 horas de incubación en agar simple, las colonias son de unos 2 mm de diámetro, lisas y rodeadas por un halo de beta-hemólisis. El estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) presenta además del antígeno polisacárido común que le caracteriza como perteneciente del grupo B de Lancifield, antígenos polisacáridos específicos y antígenos proteicos, que permiten su clasificación en serotipos (6). El estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) puede causar también infecciones puerperales o infección de heridas (13). El diagnóstico de la embarazada portadora se basa en los métodos de cultivo y en procedimientos basados en enzimoinmunoanálisis. 

En vista de no haber investigaciones relevantes en nuestro medio acerca de la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), se realizó este estudio con el objetivo de establecer la prevalencia de infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación que acuden a la consulta prenatal en el hospital materno infantil Doctor José María Vargas, en Valencia, estado Carabobo, Venezuela, durante el período Marzo–Junio 2010. Para tal fin se estudiaron las variables edad, nivel socioeconómico (Graffar), tipo y tiempo de culminación del embarazo, patologías médicas asociadas a infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo (antecedentes maternos), factores que aumenten la probabilidad de infección neonatal de inicio temprano y exámenes paraclínicos realizados a la madre. 

PACIENTES Y MÉTODOS 

Se realizó un estudio no experimental (14), descriptivo (15), transversal y prospectivo (16).
 La población estuvo representada por todas las pacientes que acudieron a la consulta prenatal en el hospital materno infantil Doctor José María Vargas durante el período Marzo–Junio 2010. 

La muestra fue no probabilística, por conveniencia y la conformaron 83 pacientes embarazadas con 35 a 37 semanas de gestación que acudieron a la consulta antes mencionada y aceptaron participar voluntariamente en la investigación, previa firma de una carta de consentimiento informado (Anexo I). 

Los datos recogidos se registraron en un instrumento tipo ficha (Anexo II), diseñado por las investigadoras, contentivo de las variables estudiadas. Se le aplicó a cada una de las pacientes el método Graffar el cual es un esquema internacional basado en el estudio de las características sociales de la familia, profesión del padre, nivel de instrucción, las fuentes de ingreso familiar, la comodidad del alojamiento y el aspecto de la zona donde la familia habita (Anexo III). 

De la misma manera, se realizó cultivo de secreción vaginal a las pacientes estudiadas, para lo cual se utilizaron culturéteres (hisopos de algodón individuales y estériles). Las muestras se enviaron al laboratorio en tubos de ensayo separados con rótulos de identificación. No se utilizó medio de transporte ya que el envío al laboratorio y el procesamiento fueron expeditos (máximo en un lapso menor de 24 horas). El procesamiento de las muestras se realizó en los medios primarios de cultivo, agar sangre y agar MacConkey durante 48 horas para así determinar la ocurrencia de beta-hemólisis, cuya presencia evidencia la positividad para el estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) (6). 

Los resultados se presentan en tablas de distribución de frecuencias absolutas y relativas. Se utilizó el programa Statistix 8,0 y se realizó un análisis estadístico descriptivo además de comparación de proporciones con un 95% de confianza (p<0,05). 

RESULTADOS 

Se estudió una muestra de 83 pacientes embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación. El cuadro Nº 1 representa la prevalencia encontrada para la infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en las pacientes estudiadas, obteniéndose 13 pacientes con resultados positivos para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) lo que representa un 15,7%. 

El cuadro Nº 2 distribuye las pacientes según la edad, el 71,1% de las mismas se encontraban en un rango de 19-27 años (p=0,00), siendo el promedio 26,1±5,5 años, con edad mínima de 19 años y máxima de 39 años, y de acuerdo al nivel socioeconómico, se observa que el 78,3% de las pacientes se encuentran ubicadas en el estrato IV (p=0,00) según el método Graffar. Entre las pacientes positivas para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), el 61,6% tenían de 19-27 años de edad (p=0,21), con un promedio de 27,4±5,1 años, edad mínima 22 años y máxima 38 años; perteneciendo el 76,9% al estrato IV del Graffar (p=0,009). 

Según el tipo de culminación del embarazo el cuadro Nº 3 refleja que en la mayoría de las pacientes la finalización de la gestación tuvo lugar por vía vaginal ubicándose en el 75,9% (p<0,001) en la totalidad de la muestra y en el 92,3% (p<0,001) de las mujeres con cultivo positivo para el estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB). 

El 95,2% de las pacientes tuvieron embarazos a término y el 98,8% acudió al control prenatal por lo menos en cinco oportunidades. 

El cuadro Nº 4 muestra que el 23,1% de aquellas pacientes con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo, tuvieron ruptura prematura de membranas como patología médica asociada a la infección por Streptococcus agalactie. 

El 60,2% de las integrantes de la muestra presentaron la infección del tracto urinario (ITU) como factor de riesgo para infección neonatal de inicio temprano (p=0,006) seguida por la vaginitis con 53% (p=0,01). Entre las mujeres con infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), 76,9% (p=0,003) tuvo vaginitis y 53,8% (p=0,2) presentó infección del tracto urinario (ITU) (Cuadro Nº 5). 

El cuadro Nº 6 representa la comparación entre las pacientes con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo y las que no tuvieron la presencia de la bacteria, en relación a los factores de riesgo tanto para infección neonatal como para la adquisición de la infección durante el embarazo. De los factores que aumentan el riesgo de infección neonatal predominó la ruptura prematura de membranas (RPM) en las pacientes con cultivo positivo estando presente en 3/13 pacientes representando un 23,07%, coincidiendo la prevalencia con las pacientes con resultados negativos ya que en estas también fue el factor que predominó con un 11,42% (p= 0,24). Entre los factores de riesgo de infección materna se encontró una prevalencia en las pacientes con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo que presentaban infecciones del tracto urinario (ITU) de 53,8% (7/13 pacientes) y, de las pacientes con resultado negativo el 61,4% presentaban infección urinaria (p=0,41). La vaginitis predominó con un 76,9% en las pacientes con SGB+ (10/13 pacientes) siendo el factor más resaltante en este grupo y en un 48,5% en las pacientes con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) – (p=0,05). 

DISCUSIÓN 

En nuestro estudio encontramos una prevalencia de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en gestantes de 35-37 semanas de 15,7% siendo 13 pacientes positivas de 83 estudiadas, demostrando que la bacteria sí existe en nuestro medio y que aún cuando el número de pacientes no permite extrapolar los resultados a la población general, clínicamente es significativo. 

Además este resultado es acorde con los datos de la literatura mundial (entre 10-30%). Estudios anteriores han encontrado diferentes prevalencias: uno de ellos fue realizado por Ovalle et al (5) en 443 embarazadas en Chile encontraron 31 pacientes positivas (6,99%) con infección vaginal por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), siendo nuestros resultados significativamente mayores desde el punto de vista estadístico (p=0,0124), no ocurriendo así respecto al reporte de Restrepo et al (7) en el Hospital Universitario San Vicente de Paúl en el que estudiaron 81 gestantes encontrándose una prevalencia de colonización materna por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) de 8,6%, sin diferencias estadísticamente significativas con nuestro estudio (p=0,1535), ni con el trabajo llevado a cabo por Di Bartolomeo et al (2) en el 2005 en Argentina en 1.203 gestantes, en las cuales se aisló S. agalactiae en 113 muestras, con una prevalencia de 9,39% (p=0,0672). 

A su vez Salgado et al (4) en Argentina en una muestra de 412 embarazadas aislaron el microorganismo en 19 pacientes (4,6%), siendo nuestros hallazgos significativamente mayores (p<0,001). Estos autores citan una investigación realizada en Panamá por Coronado et al encontrando cifras altas de colonización (26,9%), 88 pacientes positivas de 327 estudiadas, las cuales fueron significativamente mayores que el 15,7% de nuestro estudio (p=0,02). 

En el presente trabajo 64 pacientes (77,1%) presentaron factores de riesgo asociados con infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo. De las pacientes con cultivo positivo para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB), 12 (92,3%) presentaron factor de riesgo asociado a infección durante el embarazo. Ovalle et al (5) en su investigación consiguieron una prevalencia de 11,4% de pacientes que presentaron ruptura prematura de membranas (RPM) con un embarazo mayor a 37 semanas con SGB +, el porcentaje de ruptura prematura de membranas (RPM) encontrado en el presente trabajo fue de 23,07%, todas con embarazos mayor a 37 semanas y con cultivo para SGB positivo. El período de latencia (lapso que media entre la ruptura de membranas hasta el inicio del trabajo de parto) en ellas fue variable, entre 6 y 20 horas y, los recién nacidos de dichas pacientes ameritaron cuidados mínimos debido al alto riesgo de infección neonatal. La edad promedio en el mencionado trabajo fue de 25,4±6,49; en nuestra investigación se encontró en un rango de 19-27 años, siendo el promedio 26,1±5,5 años. También se menciona que existió una prevalencia de 64,5% de partos por vía vaginal, siendo nuestros resultados parecidos ya que el 75,9% del total de nuestras pacientes culminaron su parto por vía vaginal y, de las pacientes con SGB+ el 92,3% fue por vía vaginal. 

Concluimos que la colonización materna por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en la muestra estudiada fue alta (15,7%) y significativa desde el punto de vista clínico. Estos resultados sugieren continuar con la estrategia de prevención basada en la detección bacteriológica y la profilaxis con el uso de antibioticoterapia adecuada durante el trabajo de parto para que no ocurra colonización al feto, en las pacientes con resultado positivo para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) con el fin de evitar la ocurrencia de enfermedades, sepsis e inclusive la muerte neonatal. Se deben atender también los factores de riesgo modificables que presente la paciente, como las infecciones del tracto urinario (ITU) y las vaginitis. 


Se recomienda continuar con las estrategias preventivas de intervención para disminuir la transmisión perinatal del estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y, por ende, la morbimortalidad neonatal asociada a enfermedad neonatal temprana; para así, poder identificar grupos de embarazadas con factores riesgo que aumenten la posibilidad de infección al recién nacido, realizar una mejor vigilancia perinatal y, por lo tanto, prevenir, diagnosticar y tratar oportunamente este tipo de infección. También es importante aumentar las investigaciones acerca del tema con un número mayor de pacientes y, realizar cultivos en los recién nacidos de madres con resultados positivos para estudiar la tasa de transmisión neonatal. Es fundamental la aplicación de profilaxis antibiótica durante el trabajo de parto a las embarazadas con SGB+ para así disminuir la transmisión vertical. Finalmente, se hacen necesarios estudios de relación costo-beneficio en nuestro medio para definir si esta estrategia de prevención es aplicable a la realidad sanitaria venezolana.

CUADRO Nº 1. Prevalencia de infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación.
estreptococo_embarazo_embarazadas/betahemolitico_grupo_B
FUENTE: instrumento aplicado

CUADRO Nº 2. Embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación, totales y con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo, distribuidas según edad y nivel socioeconómico.
estreptococo_embarazo_embarazadas/embarazo_infeccion_edad
FUENTE: instrumento aplicado

CUADRO Nº 3. Embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación, totales y con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo, distribuidas según el tipo de culminación del embarazo.
estreptococo_embarazo_embarazadas/cesarea_parto_normal
FUENTE: instrumento aplicado

CUADRO Nº 4. Embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación, totales y con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo, distribuidas según patologías médicas asociadas a infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB).
estreptococo_embarazo_embarazadas/rotura_ruptura_membranas
FUENTE: instrumento aplicado

* Una paciente pudo no tener o tener más de una patología médica asociada.

CUADRO Nº 5. Embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación, totales y con estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) positivo, distribuidas según factores de riesgo de infección neonatal de inicio temprano.
estreptococo_embarazo_embarazadas/vaginitis_infeccion_urinaria
FUENTE: instrumento aplicado

*Una paciente pudo no tener o tener más de un factor de riesgo para infección neonatal

CUADRO Nº 6. Embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación, distribuidas según factores de riesgo para infección neonatal y para infección materna durante el embarazo.
estreptococo_embarazo_embarazadas/infeccion_materna_neonatal
FUENTE: instrumento aplicado

ANEXO I. CARTA DE CONSENTIMIENTO INFORMADO PARA PARTICIPACIÓN EN TRABAJO DE INVESTIGACIÓN

Lugar y fecha:

Por medio de la presente acepto participar en el Trabajo de investigación titulado:

INFECCIÓN POR ESTREPTOCOCO beta HEMOLÍTICO DEL GRUPO B EN EMBARAZADAS DE 35 A 37 SEMANAS DE GESTACIÓN QUE ACUDEN A LA CONSULTA PRENATAL EN EL HOSPITAL MATERNO INFANTIL DR. JOSÉ MARÍA VARGAS DURANTE EL PERIODO MARZO-JUNIO 2010

El objetivo del estudio es:

Conocer la prevalencia de colonización por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) en embarazadas de 35 a 37 semanas de gestación que acuden a la consulta prenatal en dicho centro.

Se me ha explicado que mi participación consistirá en:

Permitir que se me realice un cultivo vaginal durante mi embarazo para conocer si soy portadora de la bacteria estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) y aportar datos personales que sean pertinentes a la investigación.

Yo:
__________________________________________ portadora de la C.I: ___________ declaro que se me ha informado ampliamente sobre los posibles inconvenientes, molestias y beneficios derivados de mi participación en el estudio.

Los Investigadores Responsables se han comprometido a darme información oportuna sobre cualquier procedimiento alternativo adecuado que pudiera ser ventajoso para mi salud y la de mi bebé, así como a responder cualquier pregunta y aclarar cualquier duda que le plantee acerca de los procedimientos que se llevarán a cabo, los riesgos, beneficios o cualquier otro asunto relacionado con la investigación.

Los Investigadores Responsables me han dado seguridades de que no se me identificará en las presentaciones o publicaciones que se deriven de este estudio y que los datos relacionados con mi privacidad serán manejados en forma confidencial. También se han comprometido a proporcionarme la información actualizada que se obtenga durante el estudio.

Nombre y firma del paciente:

Nombre y firma de los Investigadores:

Números telefónicos a los cuales puede comunicarse en caso de emergencia, dudas o preguntas relacionadas con el estudio: 0424 402 00 69, 0412 436 65 66, 0424 400 75 86

ANEXO II. FICHA DE RECOLECCIÓN DE DATOS

Datos clínico epidemiológicos:

• Edad: ________ años
• Procedencia:
__________________________________________________________
• Nivel socioeconómico (Graffar):
___________________________________________
• Edad gestacional: ________ semanas
• Tipo de culminación del embarazo: aborto ______ parto ______ cesárea ______
• Tiempo de culminación del embarazo: pretérmino ___ término ___ postérmino ____
• Control prenatal: Sí ______ No ______

Patologías médicas asociadas a infección por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo:

• Sí____ No____
• Infecciones urinarias: Sí ______ No ______
• Aborto espontáneo del primer trimestre: Sí ______ No ______
• Vaginitis a repetición: Sí ______ No ______
• Diabetes familiar: Sí ______ No ______
• Patologías psiquiátricas: Sí ______ No ______

Factores que aumentan la probabilidad de la infección neonatal de inicio temprano:

• Sí_____ No_____
• Nacimientos prematuros: Sí ______ No ______
• Ruptura de membranas mayor de 18 horas: Sí ______ No _____
• Fiebre durante el parto mayor de 38°C: Sí ______ No ______
• Bacteriuria por estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) durante el embarazo: Sí ______ No _____

Exámenes paraclínicos practicados a la madre:

• Cultivo vaginal: Sí ____ No ____

Resultado del cultivo:

• Positivo para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) ____ Negativo para estreptococo beta hemolítico del grupo B (SGB) ____

ANEXO III

Variables – Puntaje – Ítems

1. Profesión del Jefe de familia

1 - Profesión Universitaria, financistas, banqueros, comerciantes, todos de alta productividad, Oficiales de las Fuerzas Armadas (si tienen un rango de Educación superior)
2 - Profesión Técnica Superior, medianos comerciantes o productores
3 - Empleados sin profesión universitaria, con técnica media, pequeños comerciantes o productores
4 - Obreros especializados y parte de los trabajadores del sector informal (con primaria completa)
5 - Obreros no especializados y parte de los trabajadores del sector informal de la economía (sin primaria completa)

2. Nivel de instrucción de la madre

1 - Enseñanza universitaria o su equivalente
2 - Técnica superior completa, enseñanza secundaria completa, técnica media.
3 - Enseñanza secundaria incompleta, técnica inferior.
4 - Enseñanza primaria, o alfabeta (con algún grado de instrucción primaria)
5 – Analfabeta

3. Principal fuente de ingreso de la familia

1 - Fortuna heredada o adquirida
2 - Ganancias o beneficios, honorarios profesionales
3 - Sueldo mensual
4 - Salario semanal, por día, entrada a destajo
5 - Donaciones de origen público o privado

4. Condiciones de alojamiento

1 - Vivienda en óptimas condiciones sanitarias en ambientes de gran lujo
2 - Viviendas con óptimas condiciones sanitarias en ambientes con lujo sin exceso y suficientes espacios
3 - Viviendas con buenas condiciones sanitarias en espacios reducidos o no, pero siempre menores que en las viviendas 1 y 2
4 - Viviendas con ambientes espaciosos o reducidos y/o con deficiencia en algunas condiciones sanitarias
5 - Rancho vivienda con condiciones sanitarias marcadamente inadecuadas

Estrato - Total de Puntaje Obtenido

Estrato I - 4, 5, 6
Estrato II - 7, 8, 9
Estrato III - 10, 11, 12
Estrato IV - 13, 14, 15, 16
Estrato V - 17, 18, 19, 20  


0 Comentarios:

Publicar un comentario