Cinco modelos de ratones táctiles inalámbricos

 Con ellos se puede manejar el ordenador de modo similar a una tableta o un teléfono con pantalla táctil


La tecnología táctil y los ratones son parientes tan antiguos como puedan serlo la primera y las pantallas. Incluso, salieron antes al mercado. El touchpad ha sido el control de mandos de los portátiles por defecto durante muchos años, aunque con funciones táctiles muy limitadas. Tuvo que llegar el MacBook Air de Apple para que estas se ampliaran. Ahora los ratones táctiles se separan del portatil, también liderados por un modelo de Apple, y se extienden a todos los ordenadores para mejorar la experiencia de uso.

La experiencia táctil en el uso de dispositivos informáticos ha revolucionado nuestra relación con las nuevas tecnologías
La experiencia táctil en el uso de dispositivos informáticos a través de la pantalla ha revolucionado nuestra relación con las nuevas tecnologías. No solo porque nos hace mucho más cómodo el manejo, sino también por las nuevas funciones que permite con una enorme simplicidad. Antes del iPhone nadie pensó en un ordenador de bolsillo porque no podíamos visualizar el modo de teclear o cambiar de programa. Después, hemos visto que basta con el pulgar para ejecutar casi todas las funciones, salvo teclear.

Los ratones inalámbricos táctiles quieren aportar al ratón óptico inalámbrico normal las ventajas de estas nuevas funciones -como ampliar una fotografía, el cuerpo de letra de un texto, desplazar las pantallas, "escrolear", etc.- de modo que la suma total resulte un dominio similar al que se tiene sobre una tableta como el iPad o la Samsung Galaxy Tab, entre otros dispositivos. Desde hace años se puede conseguir el mismo objetivo con las tabletas gráficas, pero los ratones táctiles inalámbricos ganan en tamaño -menor- y portabilidad, ya que caben en cualquier maletín, o incluso, en un bolsillo de americana.

Magic Mouse


El Magic Mouse fue el primer periférico de esta gama en lanzarse al mercado, hace ya tres años, y aunque ha resultado tener un éxito dispar, puesto que sus funciones eran limitadas a un "escroleo" y ciertos movimientos de aumento de imagen, y además gastaba muy rápido su pila, las sucesivas versiones lo han dotado de más opciones. Destaca por su diseño estilizado en blanco, limpio y aerodinámico, y funciona tanto en ordenadores con sistema operativo Mac OSX como con Windows, aunque en este último caso hay que descargar los "drivers" desde la página de Apple. En el caso de Mac, se conecta directamente con el sistema Bluetooth del ordenador, con lo que no hace necesario el uso de puertos USB, aunque en portátiles aumenta mucho el consumo de batería y reduce la autonomía. Su precio es de 69 euros.

Mouse Arc Touch


Mouse Arc Touch es la alternativa que propone microsoft al Magic Mouse de Apple, y se distingue por su color oscuro y su plasticidad. Es una tira de plástico y goma maleable que cuando se dobla se enciende y, al revés: al extenderla, se apaga. Esta forma extendida y plana le otorga numerosas ventajas para poder transportarlo en cualquier bolsillo. Sus funciones son similares a las de Magic Mouse, aunque no puede aumentar imágenes. Funciona por conexión de radiofrecuencia a través de puertos USB, lo que incide en su mayor eficiencia energética, y lleva dos pilas alcalinas AAA. Solo es adecuado para ordenadores con el sistema operativo Windows, incluida la versión XP de 32 bits. Su precio es de 70 euros.


Magic Trackpad


El Magic Trackpad es un híbrido entre el ratón y la tarjeta gráfica, con todas las funciones del ratón táctil de los nuevos modelos portátiles de Apple, sobre todo el Macbook Air. Sus dimensiones son aproximadamente de 13 x 13 centímetros de superficie, el equivalente a dos iPhones juntos, y apenas pesa 140 gramos, por lo que es muy cómodo de transportar. Permite mover páginas en "escroll", aumentar imágenes, cambiar de ventanas, etc., tan solo con los dedos. Se conecta con el ordenador por tecnología Bluetooth, por lo que está recomendado para ordenadores de sobremesa. Su precio es de 69 euros. Para ordenadores Mac con sistema operativo Snow Leopard o superior.

Logitech Wireles Touchpad



La esencia del Logitech Wireles Touchpad es la misma que la del Magic Trackpad, pero en lugar de estar fabricado por Apple, su creador es Logitech. Esto implica que en primer lugar funciona con menos complicaciones en ordenadores que corren con el sistema operativo Windows y que en vez de usar Bluetooth para conectarse al ordenador, emplea radiofrecuencia, con lo que optimiza el gasto de batería. Además, se antoja idóneo ante el próximo lanzamiento del sistema operativo Windows 8, que tendrá una parte de su interfaz, denominada Metro, muy enfocada a funcionar con sensores táctiles, ya que será compartida tanto por ordenadores como por tabletas. Su precio es sensiblemente inferior al del Magic Trackpad: 49 euros.




0 Comentarios:

Publicar un comentario