Dia Internacional del Migrante (18 diciembre)


Desde el año 2000, cada 18 de diciembre, la ciudadanía de todo el mundo celebra el Día Internacional del Migrante, una jornada cuyo objetivo es recordar que la migración internacional es un fenómeno positivo, además de reivindicar el respeto a los derechos y libertades fundamentales de los migrantes y reconocer la importancia de la cooperación internacional en materia de inmigración.

Los Estados Miembros de la ONU, así como organizaciones intergubernamentales y organizaciones no-gubernamentales, están invitados a observar el Día Internacional del Migrante a través de difusión de información sobre los derechos humanos y las libertades fundamentales de los migrantes, el intercambio de experiencias y la formulación de medidas para protegerlos.

Los 132 Estados Miembros que participaron en el Diálogo de alto nivel sobre la migración internacional y el desarrollo, que llevó a cabo la Asamblea General los días 14 y 15 de septiembre de 2006, reafirmaron varios mensajes esenciales. En primer lugar, destacaron que la migración internacional era un fenómeno creciente y que podía aportar una contribución positiva al desarrollo en los países de origen y en los países de destino a condición de que fuera respaldada por las políticas adecuadas. En segundo lugar, insistieron en que el respeto de los derechos y las libertades fundamentales de todos los migrantes era fundamental para que se obtuvieran los beneficios de la migración internacional. En tercer lugar, reconocieron la importancia del fortalecimiento de la cooperación internacional en materia de migración internacional a nivel bilateral, regional y global.



Por todos estos motivos, TEGI – Medios de Comunicación Social se une a la iniciativa de la Fundación Migrar, quienes para celebrar este día han recopilando las principales reivindicaciones de las organizaciones sociales en materia de inmigración. Y al igual Migrar, desde este medio animamos a los ciudadanos a luchar para hacerlas realidad:
1. Protección contra la crisis
El Foro de Integración social de los Inmigrantes ha expresado en un comunicado su preocupación por las dificultades que padecen amplios segmentos de la población inmigrada como consecuencia de la crisis económica. Según esta organización, las personas migrantes son más vulnerables a la crisis y ha supuesto para muchas personas una situación de vulnerabilidad social, que se torna extrema en los casos en que la pérdida del empleo acarrea una situación administrativa irregular.
Para evitar esta situación, el Foro precisa, entre otras, políticas activas de mercado de trabajo que faciliten la recolocación de quienes han perdido el empleo; medidas que eviten que el desempleo prolongado conlleve la pérdida del estatuto legal; refuerzo de los dispositivos sociales de prevención de situaciones de riesgo y emergencia social, impulso de medidas que remuevan los obstáculos que dificultan el acceso a los servicios públicos y a los recursos sociales, mayor participación ciudadana y apoyo a las asociaciones de inmigrantes.
2. Respeto por los derechos y libertades fundamentales
Cruz Roja Madrid celebra el Día Internacional del Migrante reivindicando el reconocimiento de las aportaciones que millones de personas migrantes han realizado por el desarrollo y bienestar en muchos países del mundo; promoviendo el respeto de los derechos y libertades fundamentales de todas las personas migrantes y sus familias, basándose en los principios de igualdad de trato y no discriminación; e invitando a los gobiernos a ratificar la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas trabajadoras migrantes, ya que hasta el año 2010, tan sólo 44 países la han ratificado y 16 la han firmado. Según esta organización, son necesarias políticas sociales de integración y sensibilización para favorecer el conocimiento mutuo y la participación social.

3. El fin de los abusos y expresiones racistas
La Federación Coordinadora de Inmigrantes y Refugiados/as de Álava-KIRA quiere compartir con el pueblo vasco, español y europeo, la celebración del 18 de Diciembre pidiendo, entre otras reivindicaciones, el fin de todas las formas de abuso, violencia y expresiones racistas, xenófobas y discriminatorias realizadas contra los inmigrantes y sus familias; y promoviendo el respeto de los derechos básicos como seres humanos, partícipes y agentes de cambio.
Para ello, ha organizado unas jornadas que tendrán lugar el 17 y 18 de diciembre y que incluirán, entre otras actividades, una charla sobre Derechos Humanos en Colombia; la proyección de documentales relacionados con la inmigración y el refugio, y actividades culturales y folclóricas.

4. Eliminación de las redadas y cierre de los CIE
Las Asambleas Populares de Aluche, Carabanchel, Leganés y Lavapiés denuncian la ilegalidad de las leyes de extranjería, "violadoras de los Derechos más básicos que deben reconocerse a toda persona independientemente del lugar donde hayan nacido". Además, denuncian la existencia de redadas racistas contra las personas migrantes y exigen el cierre de los Centros de Internamiento de Extranjeros (CIE), donde se recluye durante 60 días a personas por el solo motivo de "no tener papeles".
Con motivo de la celebración de la Declaración Universal de los Derechos Humanos y del Día Mundial del Trabajador/a Migrante, las asambleas han organizado la Semana por los Derechos Humanos, que contará con actuaciones reivindicativas, charlas sobre el CIE de Aluche y sobre "Crisis y cambios en la Ley de Extranjería"; un Taller de teatro del oprimido y una concentración en Sol el día 18 a las 12 h.
5. No a las deportaciones masivas
Durante esta semana, y a causa de la denuncia de un vuelo de repatriación a Senegal donde viajaba una persona de otro país, Ferrocarril Clandestino, en alianza con entidades como SOS Racismo, el Grupo Inmigrapenal, la Asociación pro Derechos Humanos de Andalucía o las Brigadas Vecinales de Observación de Derechos Humanos, reclama que se atienda a las circunstancias de las personas antes de ordenar la deportación y se respete el principio de proporcionalidad en las sanciones.
La Ruta contra el Racismo y la Represión ha convocado movilizaciones para el próximo 18 de diciembre, Día Internacional del Migrante, una jornada en la que se sucederán los actos de protesta y sensibilización promovidos por organizaciones sociales contra las identificaciones policiales basadas en criterios racistas y las deportaciones masivas.

6. Visibilización del fenómeno migratorio a través de la cultura
Son muchas las entidades que han organizado actividades para celebrar el Día Internacional del Migrante a través del cine, la música, la danza y el debate. Resumimos algunas propuestas:
*En Getafe: las asociaciones Basakato Yieyieba, ETANE y el Centro de Estudios Panafricanos invitan al encuentro intercultural que tendrá lugar el próximo sábado 17 de diciembre.
*En Málaga: la Asociación Marroquí para la Integración de los Inmigrantes celebró la fiesta "Espacio artístico Intercultural". En esta ciudad también tendrá lugar una Manifestación por el cierre de los CIEs y los derechos de las personas inmigrantes. Actividad organizada por la Plataforma de Solidaridad con los Inmigrantes y la Coordinadora de Inmigrantes de Málaga.

*En Las Palmas: el Ayuntamiento ha organizado un amplio programa de actos interculturales con motivo de la celebración del Día Internacional de las Personas Migrantes, y que incluye festivales de música, charlas y un mercadillo de artesanías del mundo desde el 3 hasta el 22 de diciembre en el Edificio Miller y exteriores del Parque Santa Catalina.
*En Barcelona: el 18 de diciembre está programada una "Jornada de Lluita pels drets de les persones migrants", que incluirá una manifestación a las 12 del mediodía y una concentración en el CIE de Zona Franca.

"Me dio miedo perder la vida en el trayecto"


Migrante narra historia de travesía al "sueño americano"


Hace 22 años, la Organización de las Naciones Unidas declaró el 18 de diciembre como el Día Internacional del Migrante, en el marco de esta fecha, a continuación le contamos la historia de un quetzalteco que buscó mejorar su calidad de vida al viajar a EE. UU.
Datos
Principales causas que provocan que las personas busquen el "sueño americano".
1.- Mejorar la calidad de vida de las familias.
2.- Reunirse con padres, en el caso de menores de edad.
3 mil personas
del departamento de Quetzaltenango han sido deportadas en lo que va del año.

Q50 mil
es la cifra más baja que ahora cobran los "coyotes" por cruzar ilegalmente a una persona a Estados Unidos.

12 personas
del departamento de Quetzaltenango desaparecieron este año en el camino a EE. UU.
Adrián Catalino Moreno Mazariegos, de 38 años, es una de las miles de personas que han experimentado el peligro que se vive en el camino hacia Estados Unidos.
El quetzalteco narra en 45 minutos la travesía que duró 20 días para llegar a tierras estadounidenses, donde pagó Q40 mil al guía.

¿Por qué decidió viajar a Estados Unidos? 
"Principalmente la necesidad económica, para darle mejor calidad de vida a mis hijos y a mi esposa; creo que esas son las principales razones para que uno pueda alcanzar grandes sueños. Para nadie es un secreto que en el país hay pocas posibilidades de superación; el viaje hizo que ahora tenga otra expectativa de la vida".

¿Cuándo emprendió el viaje? 
"Salí el 3 de diciembre de 2004. Me despedí de mi familia y nos fuimos a Tecún Umán, San Marcos, donde me encontraría con la persona que nos guiaría. El primer momento difícil es despedirse de los seres queridos".

¿Cómo le fue en el recorrido? 
"Estos días nunca los voy a olvidar. Nos llevaron a un lugar desconocido y escuchaba en el principio que todo se había complicado con el ´coyote´ -Persona que los guiaría a Estados Unidos-; nos transportaron por más de una semana en un camión. En Oaxaca, México, pensé que el ´Coyote´ nos había abandonado, sentí mucho miedo, pero él fue a traer comida. Cuando pasaban las patrullas mexicanas teníamos que tirarnos en los matorrales".

¿Qué fue lo más difícil? 
"Ver que el ´coyote´ dejó en el desierto a una mujer, me sentí impotente porque no pude ayudarla; recuerdo que él le dijo que algún día la ´migra´ la encontraría".

¿Cuáles fueron los riesgos más frecuentes? 
"Que nos extorsionaban y nos robaron, arriesgamos nuestras vidas y supimos cómo manejar los miedos; me dio miedo perder la vida en el trayecto".

¿Se volvería a ir? 
"No, a mi familia no la volvería a dejar. Debemos saber que la familia vale mucho, porque hay posibilidades que uno llegue o que no regrese. Yo tuve la oportunidad de regresar con vida".

------------------------------------
Doce migrantes desaparecidos
Según Pastoral de Movilidad Humana de Quetzaltenango, en lo que va del año, 12 personas han desaparecido en el trayecto a Estados Unidos.

Conmemoración
Día Internacional del Migrante
El 4 de diciembre del 2000, la Asamblea General de las Naciones Unidas, ante el aumento de los flujos migratorios en el Mundo, proclamó el Día Internacional del Migrante el 18 de este mes.
Diez años atrás, el 4 de diciembre, la Asamblea adoptó la Convención Internacional Sobre la Protección de los Derechos de todos los trabajadores migrantes y sus familias.
Para hoy, que se conmemora el Día Internacional del Migrante, en Xela no habrán actividades.
De acuerdo con Rosmery Yax, de la Pastoral de Movilidad Humana, la mayoría de migrantes del departamento son de San Juan Ostuncalco, Cajolá, Concepción Chiquirichapa, Zunil, Almolonga y Xela.
Agregó que a la fecha, ellos conocen de 12 personas que han desaparecido en el camino al "sueño americano", todos de la cabecera departamental y que no tienen datos exactos de cuántas personas buscan al año cruzar la frontera a EE. UU.
Remarcó que estos son los casos que se denuncian, porque la mayoría de familiares prefieren esperar a que aparezcan sus seres queridos.
Pruebas de ADN
En este año, el Equipo Argentino de Antropología Forense, EAAF, con sede en Estados Unidos y que estuvo en Xela en agosto, recibió a 125 familiares de migrantes del departamento desaparecidos para hacerles pruebas de ADN.

Una mujer que vende verduras en el marcado Las Flores, quien prefirió no identificarse, indicó que su hijo emprendió el viaje a Estados Unidos hace dos años y no tiene noticias de él.
"Espero que regrese con vida", dice.





Los juegos favoritos del 2012


El 2012 ha sido un año de transición en el mundo del entretenimiento audiovisual, ya que videojuegos emergentes como Journey y Fez llegaron al nivel de superproducciones como Halo 4, Assassin’s Creed 3 y Dishonored.


De acuerdo con expertos en ocio interactivo, el auge de los dispositivos móviles, las nuevas posibilidades de distribución digital y el fin del ciclo de vida de las grandes consolas marcaron un punto de inflexión en la industria, que estaba acostumbrada al dominio de los juegos físicos, hacia opciones menos convencionales pero también exitosas, como los títulos descargables.
Iván Fernández-Lobo, director de la feria Gamela, en Barcelona, España; Manuel González, coordinador del programa sobre actualidad tecnológica de RTVE Zoom Net, y Sara Borondo, periodista especializada en entretenimiento digital, afirman que este año los videojuegos dejaron un mejor sabor de boca. A continuación se explica cuáles fueron los más destacados.

1. JOURNEY

Una aventura ambientada en el desierto, que con la trama provoca sentimientos y emociones en las personas, ocupa la primera posición, pues es una propuesta visual y musical única. González lo considera “una obra de arte interactiva” y Fernández-Lobo lo recomienda porque es “muy romántico”. Un título que cualquier amante de los videojuegos debe conocer.
2. FEZ

Es un juego descargable para la consola Xbox 360 que experimenta con la perspectiva y la profundidad visual. Según el coordinador de Zoom Net, se trata de un “Alicia en el País de las Maravillas de la era digital”.

3. DISHONORED

González y Borondo dicen que esta propuesta refleja el significado del arte de matar. “Su jugabilidad deja gran libertad. Se puede optar por los poderes o las armas y el sigilo o el enfrentamiento abierto. Matar o no matar”, comentan.
4. HALO 4

Los especialistas lo consideran como el mejor título de disparos en primera persona del año, porque mantuvo la misma calidad que sus versiones anteriores, pese a que fue producido por un estudio diferente.





Smartphones de gama baja serán los preferidos


Los teléfonos inteligentes de gama baja, es decir, aquellos con precios por debajo de los Q1200, se harán con una enorme cuota en el mercado y en el año 2017 van a representar el 52 por ciento de los móviles vendidos. Esto es lo que apunta el último estudio de Informa Telecoms & Media.


Según este informe, el mercado de los móviles inteligentes está experimentando fuertes cambios y la demanda cada vez está más polarizada. Esto quiere decir, una mitad de la población se decanta por los teléfonos muy caros y la otra por dispositivos asequiblesdestinados a mercados emergentes. Como consecuencia de este panorama, Informa Telecoms & Media estima que la competencia se va volver más intensa con la erosión de los precios.

Un smartphone promedio en los Estados Unidos va a pasar de US$188 en 2011 a costar unos US$152 dólares en 2017 como resultado de un balance en la demanda en mercados emergentes. El crecimiento del sector de los móviles se espera que alcance entre un 20 o 25 por ciento, ya que los fabricantes estarán bajo la presión de absorber los costes de innovación para poder seguir en el mercado a precios competitivos.
“A medida que se desarrolle el mercado, la cadena de suministro estará cada vez más dividida en dos campos. Los innovadores que continuarán introduciendo nuevas características y componentes de alto rendimiento, y aquellos que llevarán esta innovación al mercado de masas pero en años posteriores”, señala Malik Saadi, analista principal de Informa Telecoms & Media. En una nota de prensa.
Estos cambios, plantea esta empresa, harán que los fabricantes tengan que replantearse su posición en estos nuevos ambientes para ser más efectivos en sus estrategias de mercado.
Sólo unos pocos fabricantes tendrán la capacidad de funcionar justo al otro lado del mercado, la gran mayoría tendrá que centrarse en segmentos particulares para reducir los costos y maximizar los márgenes.
Estiman que muy pocas empresas serán capaces de mantenerse al margen de esta nueva situación. Nokia, RIM, LG, HTC, Motorola y Sony tendrán dificultades para adaptarse a este panorama y por lo tanto tendrán que tomar decisiones estratégicas para poder entrar a la pelea de los móviles de alta gama, que hasta ahora está siendo dominado porSamsung y Apple. Pero también enfrentarán una dura competencia en el sector de los móviles de gama baja, un sector que dominan las empresas chinas.





El Poema al PENE!

El pene es carne mas no pellejo. 
Y si lo tocas se pone tiezo; 
El pene es rico y nutritivo. 

El tiene leche pero no trigo
Las chicas gritan por su tamaño.
Pero lo quieren hasta en el baño.
La gente dice que es muy malcriado.
Por que lo miran siempre parado.
Hay penes gordos tambien delgados;
Los hay muy fuertes, tambien aguados;
El pene es fuerza, el pene es vida;
Todo depende de la medida;
El pene es tierno y amoroso ;
Si abren las piernas es encajoso;
Hay penes cultos he ignorantes ;
Los hay adultos, tambien infantes;
Pero no importa su educación ;
Por que se para sin distinción;
Mujeres cultas y muy prudentes;
hasta se lavan con el los dientes;
El es ternura y compasión;
Pero dispara como un cañon.
No tiene ojos ni tiene dientes
Pero se para pa que te sientes















Blastomicosis

La blastomicosis es una micosis crónica y supurativa causada por el hongo Blastomyces dermatitidis. Tiene una amplia distribución en Norte América y África


Reporte del caso:

Consulta un paciente masculino de 17 años del Sur de Africa por una lesión de lento crecimiento en cuero cabelludo, cara, y cuello de dos años de evolución.  La lesión comenzó como un nódulo en cuero cabelludo, en un área previamente traumatizada por la espina de un árbol.  No presentaba antecedentes de otras enfermedades

Al exámen clínico se observó una lesión exofítica, verrugosa en cuero cabelludo, frente, ambas orejas, nariz, y cuello (Fig 1a, b).  El exámen sistémico era normal.  El hemograma completo mostró leucocitosis, y la eritrosedimentación era de 135 mm/h.  El test de función hepática, urea y electrolitos como así también la glucemia eran normales. Las serologías de HIV y sífilis eran negativas.

Figura 1: (a,b) Tumores verrugosos en cuero cabelludo, frente, cuello y orejas.
La biopsia incisional mostró hiperplasia pseudoepiteliomatosa e inflamación granulomatosa con organismos redondeados y ovales (fig 2).  Las tinciones con ácido Periódico de Schiff, ácido Peródico de Schiff con digestión de diastasa y Grocott, mostraron los organismos (fig 3).
Figura 2:  Inflamación granulomatosa con organismos redondos en el citoplasma de células gigantes (H&E).


Figure 3:  Tinción de Grocott mostrando los organismos.
 

Estos hallazgos histopatológicos coincidieron con el diagnóstico de Blastomicosis.

La radiografía de cráneo y la tomografía computada mostraron edema de tejido blando sin compromiso óseo.  La tomografía computada de los senos no mostró anormalidades.  La radiografía de tórax y la ecografía de abdomen eran normales.  La microscopía de una preparación húmeda de la biopsia mostró las formas de levaduras con brotes.

Los cortes de la biopsia se cultivaron en Sabouraud agar dextrosa.  Se observó crecimiento a los 10 días.  La preparación con azul de lactofenol del material de cultivo mostró que el organismo era Blatomyces dermatitidis (fig 4).
 
Figura 4: Preparación con Azul de Lactofenol mostrando hifas con septos.

Se trató con itraconazol 200 mg dos veces al día vía oral y mejoraron las lesiones (fig 5a,b).


Figura 5: (a,b) Marcada mejoría luego de 3 meses de tratamiento con itraconazol.
 

Se realizó una evaluación por otorrinolaringología y se observó que la infección en las orejas sólo afectaba la piel de oído medio, pero la membrana timpánica estaba intacta.  El paciente continúa en tratamiento y en seguimiento.

La blastomicosis es una micosis crónica y supurativa causada por el hongo Blastomyces dermatitidis.  Tiene una amplia distribución en Norte América y Africa.  El Blastomyces dermatitidis es un hongo dimórfico que es no patógeno en la forma micelial y se convierte en patógeno en la forma de levadura a temperatura corporal.  La infección se adquiere por inhalación o inoculación.  La blastomicosis se puede presentar como forma pulmonar, diseminada o primaria cutánea.

La forma pulmonar es la más común y puede ser asintomática o presentarse como enfermedad aguda o crónica.

La mayoría de los casos pulmonares tienen otro compromiso de órganos.  La enfermedad pulmonar no tratada se disemina frecuentemente y progresa a la muerte.  Casi el 80% de los pacientes con blastomicosis pulmonar tienen compromiso cutáneo.  Las lesiones cutáneas pueden ser pápulas, nódulos, placas verrugosas, o tumores.  Las lesiones se agrandan por la periferia con cicatriz central o atrofia y pueden ulcerarse y descargar pus.

El compromiso óseo ocurre en el 25% de los casos.  Se presenta como osteomelitis.  Los huesos comúnmente más afectados son el cráneo, costillas, vértebras (torácicas inferiores y lumbares), huesos largos, y sacro.  Las características radiográficas son no específicas y por lo tanto no diagnósticas.

El sistema genitourinario puede involucrarse en el 10-20% de los casos, más frecuente en varones, afectando próstata, testículos y epidídimo.  El sistema nervioso central puede afectarse en el 5-10% de los casos causando meningitis o lesiones en masa.  Aunque la blastomicosis no es una infección oportunista, la inmunosupresión puede incrementar el riesgo de desarrollar enfermedad sintomática primaria o agresiva como síndrome de distrés respiratorio del adulto, blastomicosis miliar, y enfermedad del sistema nervioso central.  Se ha reportado en pacientes con HIV avanzado, sarcoidosis, transplante de órganos, y pacientes tratados con corticoides.

La blastomicosis se diagnostica por identificación de levaduras en tejidos y fluídos corporales.  La recolección de la muestra depende de la patología involucrada, por ejemplo en casos de neumonía, esputo o lavados bronquiales.  Para la enfermedad cutánea, deben realizarse biopsias profundas y exudados de tejidos.  Para la enfermedad osteoarticular, puede ser necesario estudiar el fluído articular o tejido sinovial.

Los casos de meningitis se diagnostican por estudio del líquido céfalo raquídeo.  Los cultivos son considerados el patrón de oro para el diagnóstico definitivo de blastomicosis.  El Blastomyces dermatitidis se cultiva a 30ºC y crece luego de 1-3 semanas.  La técnica de hibridización in situ se ha desarrollado para hongos en histología, incluyendo blastomicosis.  Este método es útil para diagnosticar hongos en casos donde los cultivos son negativos.

En todas las formas de blastomicosis debe realizarse placa de tórax para excluir compromiso pulmonar, que generalmente es fatal si no se trata tempranamente.  Otras investigaciones radiológicas pueden ser necesarias para excluir otro compromiso visceral.  En el 2008, la Sociedad de Enfermedades Infecciosas de América actualizó guías para el manejo de blastomicosis.

Estas guías recomiendan que deben tratarse todos los pacientes con blastomicosis para evitar diseminación y recurrencia.

El itraconazol es la terapia principal.  La enfermedad pulmonar leve a moderada debería tratarse con itraconazol 200 mg 1 o 2 veces al día por 8-12 meses.  Los pacientes con enfermedad diseminada o compromiso pulmonar severo e inmunocomprometidos se tratan son anfotericina B por 1-2 semanas seguida por itraconazol 200 mg 2 veces al día por 12 meses.  El compromiso del sistema nervioso central se trata con anfotericina B por 4-8 semanas seguido de itraconazol por al menos 1 año.

Los pacientes con enfermedad osteoarticular deberían recibir terapia antifúngica por al menos 12 meses.

El caso presentado sería una inoculación cutánea primaria rara de blastomicosis, ya que las lesiones se iniciaron en zonas de trauma previo.  Es poco común de observar la extensión de la enfermedad al compararlo con otros reportes de casos.

¿Qué aporta éste artículo a la práctica dermatológica?.

La Blastomicosis es una micosis granulomatosa crónica causada por el hongo Blastomyces dermatitidis.  Es un hongo dimórfico, que es no patogéno en la forma micelial y se convierte en patógeno como levadura a la temperatura corporal.

La infección se adquiere por inhalación o inoculación. Se reporta el caso de blastomicosis con compromiso severo de cuero cabelludo, cara y cuello, sin evidencia de compromiso sistémico.

Este caso representa una inoculación cutánea primaria rara de blatomicosis ya que las lesiones se iniciaron en un área de traumatismo previo. El tratamiento con itraconazol fue exitoso.


Dres. Motswaledi HM, Monyemangene FM, Maloba BR, Nemutavhanani DL.





Guatemalteco destaca entre 10 latinoamericanos que ayudaron a desarrollar internet


Diez personalidades que contribuyeron al desarrollo de internet en América Latina y el Caribe en la última década fueron reconocidas el martes en Montevideo por el Registro de Direcciones de Internet para la región  (Lacnic, en inglés), que celebra esta semana sus 10 años de vida.


Entre los premiados están el argentino Marcos Galperín, fundador y presidente de Mercado Libre.com, presentado como uno de los emprendimientos privados más exitosos de América Latina y el Caribe; el peruano José Soria, impulsor de la Red Científica Peruana, que masificó el uso de internet en ese país; o el brasileño Demi Getschk, director de NIC.BR, organización responsable de la administración de los nombres de dominio en Brasil.
 Los galardonados con el Premio Trayectoria 2012 se destacaron “por sus contribuciones relevantes y sostenidas realizadas en beneficio del desarrollo de la Sociedad de la Información en América Latina y el Caribe”, destacó LACNIC en un comunicado.

Los premiados han realizado contribuciones en emprendimientos privados, así como trabajos con la sociedad civil, impulsos de políticas públicas sobre internet, investigación y trabajos académicos vinculados a la sociedad de la información, creación de comunidades y desarrollo de infraestructura y avances tecnológicos, añadió.

El resto de los premiados son: Valeria Betancourt  (Ecuador) , Luis Furlán  (Guatemala), Anthony Harris  (Argentina) , Bernadette Lewis  (Trinidad y Tobago), Ben Petrazzini  (Argentina),  Loretta Simon  (Grenada) y Edmundo Vitale  (Venezuela).

Lacnin celebra esta semana su décimo aniversario con una conferencia con expertos de internet y con la reunión anual del Foro de Operadores de Redes de Latinoamérica y el Caribe, LACNOG 2012, que comenzó el lunes y se extenderá hasta el jueves próximo en Montevideo





¿Cómo ser madre y médica..., sin desfallecer en el intento? (Parte 2)


¿Cómo equilibrar la maternidad con la profesión?

Esta es una pregunta que muchas mujeres se hacen. ¿Es posible hallar este equilibrio? ¿Cómo?. 

 “Me pregunto como encontrar un equilibrio –acota M.M.- aun no encuentro la respuesta, lo único que trato es compartir, poco o mucho, pero compartir el tiempo que ellos y yo tenemos, y de no sentir culpas por lo que no hice o pude hacer, porque se que si yo amo mi profesión y soy feliz ellos también crecerán así”.

Estas culpas, según Alberdi y cols., provienen de la ambivalencia que se genera entre las situaciones que surgen de sus propias vivencias y ese modelo de maternidad interiorizado como ideal moral, en el que la mujer se entrega al cuidado y ayuda del prójimo, y que mayormente ha sido adoptado del modelo de sus propias madres.

Sin embargo algunas mujeres parecen haber encontrado una buena manera de sobrellevar esta situación.

“Todo depende de que esta primero, yo equilibro mi vida entre mis hijos y mis pacientes de una manera racional y creo llevarla bien”, afirma I.P.B., y prosigue: “El secreto es la concentración en cada momento, cuando soy medica lo hago a full, pero cuando soy madre presencial también lo hago a full, y nada ni nadie me distrae de mis quehaceres, tuve que poner muchos límites para ambas partes, pero hoy llevo una vida de médica desde hace 17 años muy intensa con muchos viajes al exterior inclusive, tengo 2 hijos maravillosos con quienes llevo una relación espectacular y soy muy feliz siendo medica y mamá. Y ellos también lo disfrutan. Si nací para eso, para ser médica y mamá ¿cómo no disfrutar ambas cosas?”.

L.M.F, coincide: “creo que es mejor una mamá satisfecha profesionalmente, (que cuando llega a casa está contenta, aunque cansada), que una mamá frustrada o malhumorada”. 

Sin embargo, aún hay un largo camino por transitar. Hasta que no exista una real transformación de los valores, será difícil manejar la culpabilidad. “Las madres intentan buscar un equilibrio entre sus propios deseos y las exigencias de la crianza de niños, pero es todavía inaceptable socialmente que pongan sus propias necesidades por encima de las necesidades de los hijos. De alguna manera, sus argumentos siempre han de ser altruistas porque la presión cultural tiende a culpabilizarlas del aspecto que dejen más desatendido”.

No obstante, esta no es la única salida. Otras mujeres optan por un cambio en sus vidas que se sostenga desde el enfoque que se le otorga a la profesión.

M.O.L, sin renunciar a su deseo de ser médica eligió modificar el aspecto laboral como paliativo. “A mí me ha costado mucho entenderlo, al principio me negaba a hacerlo, quería ser feliz, en casa, en el Hospital, con mi esposo, socialmente y con mi familia, pero no lo era, creía que eso era lo que todos esperaban que hiciera, lo que debía hacer por haber dejado parte de mi vida estudiando y haciendo guardias para terminar la carrera, la especialidad y la subespecialidad que tengo en Neonatología, no podía entender por que no era feliz si la carrera que tenemos es hermosa, llena de satisfacciones y muy interesante.

Luego de llevar un duelo conmigo misma, me di cuenta de que había algo que me gustaba más, ser madre y pilar de una familia, y no podía hacerlo como yo quería, de hecho tampoco mi desempeño con neonatóloga era el óptimo pues siempre estaba de permiso, llegaba tarde, salía temprano, cambiaba guardias, etc. Finalmente decidí acercarme a eso que me llenaba tanto y disminuir mi ejercicio profesional a la medicina privada de consultorio para poder manejar mis horarios y no cubrir un horario fijo y limitante. No es fácil, he tenido que aprender mucho y sacrificar también mucho, pero creo que soy más feliz de esta manera que antes y eso es lo que me mantiene en pie y en búsqueda de más opciones dentro de mi especialidad que sean más compatibles con mi vida familiar”.

Madres en el consultorio, médicas en casa

En una esfera laboral en donde lo asistencial tiene un rol preponderante, el ser médica, exige además de conocimientos especializados, un “doble aporte emocional” cuando se suma al rol de madre. “Por definición, la asistencia se vuelve repetitiva y no tiene fin” menciona Kate Osborne en el libro “La mujer en el mundo del trabajo: perspectivas psicológicas y organizativas”.

No es de sorprender entonces que la incorporación del género femenino a las carreras de las ciencias de la salud, como la medicina, estuvieran directamente vinculadas a su rol como madres. De hecho, tal como menciona Alicia Palermo en su trabajo “Mujeres profesionales que ejercieron en Argentina durante el siglo XIX”, fue una suerte de alianza entre la familia y el estado durante ese período, en Latinoamérica, la que produjo que por un lado, las madres representando a las familias y, por otro, los expertos representando al estado, condujeran al camino en donde las mujeres se instruirían adquiriendo conocimientos médicos.

Tal como menciona Peter Gay, el impulso de las mujeres hacia la práctica de la medicina se dio de una forma natural debido a que las esposas y madres eran “las supervisoras de la salud y las enfermeras del hogar”.
De manera recíproca, al parecer, la maternidad le otorga cierto carácter especial al ejercicio de la medicina.

Existe cierta empatía ligada a la maternidad que está presente también en el acto médico. Rivero y Gómez lo denominan “maternización” del rol de médicas y está relacionado con una imposibilidad de separar lo que las médicas son como madres y lo que son como profesionales. Usualmente, tal como lo demuestran algunos testimonios, ambos roles se entremezclan.

M.A.G.A., ecuatoriana y pediatra, comenta: “Una de las cosas mas difíciles ha sido no perder la objetividad al examinar a mis hijas, el hacer un diagnóstico sin pensar en lo más complicado y raro en las enfermedades de mis hijas me resulto siempre muy difícil, por lo demás creo que me hice verdaderamente pediatra luego de tener a mis hijas, porque comprendí que una fiebre para una madre no es lo mismo que la fiebre para la doctora”.

M.P., ilustra también su caso: “soy pediatra hace más de 30 años y un día mi mamá que ya no está, me dijo ¿por qué los chicos que atendés se curan y los tuyos que los atiende otro no?, era cierto en esa época había muchísimas diferencias de criterios, entonces decidí que si yo podía atender a los otros chicos podría con los míos, obvio si hacia falta un especialista recurría a el , hoy tienen 30 26 25 y no me fue para nada mal, creo que todo se basa, además del curriculum, en un poquito de sentido común, y comparto cuando una tiene un hijo con fiebre, comprende mucho mas a las madres”

Naturalmente este hecho se hace aún más evidente en la orientación pediátrica probablemente por el tipo de pacientes que atienden, pero tal vez esté relacionado también con el hecho de que “la pediatría es una de las especialidades que, en el proceso de incorporación y segregación de las mujeres en la profesión médica, siempre se ha considerado como un espacio esencialmente femenino y ha sido más permeable a la incorporación de estereotipos y valores sociales considerados propios de mujeres”, acotan Rivera y Gómez.

“Yo no soy pediatra, pero como médica comparto que cuando una madre médica tiene a sus hijos enfermos es muy difícil mantener la objetividad para pensar como médica” afirma C.B., médica tocoginecóloga. “Siempre te planteas los peores diagnósticos o haces todo al revés de lo que harías si no estuviera el vínculo maternal con el pacientito. Por eso, opté por ponerme de un solo lado y cuando mis hijos enferman hago de mamá. Dejo que piense y decida el pediatra pero ojo, si me dice algo que no me cuadra, tengo la señal de alerta encendida como para buscar otra opinión, lo bueno de entender del tema es eso. Es verdad, después de ser mamá entendés mucho más a esas madres que alguna vez viste en una guardia, al igual que para nosotras las obstetras...después de parir tus propios hijos sentís más empatía con las pacientes durante sus partos”, enfatiza.


"¿Para qué querés hacer la residencia si tenés un marido que te mantenga?”

Las madres médicas, además enfrentan cuestiones que no escapan a las del resto de las profesionales. La desigualdad de género, la discriminación, la falta de una estructura laboral que contemple de una manera adecuada a la maternidad (y por qué no a la paternidad) como un hecho y un derecho, son asignaturas pendientes que deberían formar parte de un nuevo orden social en las políticas gubernamentales. 

“Desde que las mujeres hemos crecido profesionalmente y laboralmente, el tema maternidad en países donde las licencias son breves, es un tema complejo”, sostiene L.M.F. 

A.B.Z, especialista en medicina general, comenta: “algunas veces me sentí un poco decepcionada y sin ganas de seguir adelante, pero no por la familia ya que siempre me siento apoyada y valorada por mis hijos, sino por el medio en que nos movemos, sobre todos las que trabajamos en el sistema de salud público que es tan perverso y con poco reconocimiento de nuestros esfuerzos”, y prosigue: “de ser madre creo no haber perdido nada ya que son hijos excepcionales pero de ser médica si lo perdí ya que debí renunciar a muchas cosas sobre todo en formación y fui dejada de lado por mis propios colegas y jefes haciéndolo saber. Pero no me arrepiento. Trato de ser feliz con mis hijos”.

La cantidad de horas dedicadas en relación a la remuneración recibida, también entra en contradicción con el hecho de distribuir el tiempo entre la familia y el trabajo. “Sobre todo con los sueldos bajísimos y la necesidad de estar todo el día trabajando para poder subsistir dignamente. En Tucumán los sueldos de los médicos son, yo creo, los más bajos del país” relata S.P.C., médica argentina. También desde Argentina, A. P., tocoginecóloga, reafirma estos dichos: “nuestra profesión requiere de una dedicación constante para tener una buena formación y estar actualizada y además en nuestro país implica desplazarse por múltiples lugares para lograr tener a fin de mes un ingreso digno. ¿Entonces cómo compatibilizar la vida profesional y la de madre?”.

Una vez más surge la misma pregunta. Entre todos estos dilemas aparece también el problema de la discriminación. “En las entrevistas para la residencia se pone en evidencia –comenta A.P.-. Muchas pasamos por la horrible y desubicada pregunta ¿cuál es tu método anticonceptivo? O ¿para qué querés hacer la residencia si tenés un marido que te mantenga?”.

M.C.M. es jefa de terapia intensiva de una clínica privada y trabaja en dos hospitales más. “A pesar de todo esto manejo mi casa y mi servicio, a mi modo ver bastante bien, pero a veces no puedo evitar la culpa de no poderlo hacerlo mejor. Mi marido que es también médico me dice... vos genéticamente estás preparada para ser mujer, madre, esposa, amante, etc. ¿De donde sacan eso los hombres?. A veces pienso que me llevo el mundo por delante pero a veces me cuesta tanto avanzar...sobre todo en un mundo tan machista. ¿Cómo le explicas a tu jefe que hoy tu hijo tuvo fiebre o que no llegó la niñera?. Desde el día que comencé mi residencia me juré no ponerlos de excusa y así lo hice”.

Ni siquiera planificación familiar, con una llegada programada de los hijos, tampoco parece resultar una solución suficientemente satisfactoria. Nunca será el momento oportuno. “si es durante la residencia por lo que implica en cuanto a la formación y el ritmo agotador es casi incompatible con una vida de pareja, y mucho menos con la de madre (…) cuando llega el momento de la jefatura tampoco es adecuado y cuando todo acaba, menos, porque llega el momento de la inserción laboral... en fin... parece que todo confabula en contra de la maternidad y un desarrollo exitoso de la profesión”.


¿Sería tarea de las mujeres entonces pensar qué se debería cambiar?

M.V.H. especialista en medicina familiar afirma que los regímenes tales como la residencia juegan absolutamente en contra de la crianza. “También creo que la crianza juega en contra de la formación. Sin embargo, me parece que tanto la formación como la crianza nos aportan de alguna manera un crecimiento que, si sabemos aprovecharlo, no transformará en mejores médicas y mejores madres. Creo que sería bueno interpretar la vida médica como un proceso, entendiendo que el nacimiento de los hijos sin duda propondrá algún tipo de paréntesis en la carrera, pero, dado que cada vez más la medicina es una profesión de mujeres, tendríamos que encontrar una forma femenina de desarrollarla, una forma distinta, mas adaptada a nuestra doble función, evitando tratar de cumplir con los estándares habituales que son, sin duda, masculinos”, concluye.

Más allá de las decisiones y de los emprendimientos personales que puedan adoptar cada una de estas mujeres por sí mismas, y del pretendido y afamado “nuevo rol social” que adquiere el género femenino día a día en la esfera profesional, es evidente que no existe a la par un verdadero avance en las iniciativas sociales y en políticas adecuadas a la altura de las circunstancias y que sean capaces de sustentar estos cambios acompañándolos hacia una calidad de vida adecuada. 

M.E.E, es médica hace más de treinta años, y suma un nuevo rol al de madre y médica: “durante toda mi vida he sido alternativamente  médica-mamá , y mamá-médica, y he disfrutado ..y también muchas veces sufrido esa doble condición. Las que amamos esta profesión apasionante sentimos que somos médicas siempre, y en todo momento, entonces como no agradecer cuando nuestros hijos crecen, y también inevitablemente como no contener la respiración y tratar de pensar con claridad, aunque ellos no sean nuestros pacientes ante una fiebre. Gracias a Dios mis hijos ya son grandes y estoy muy orgullosa de ellos . Tengo nietos..... y ahora muchas veces soy también medica-abuela y abuela-médica.....y espero, si Dios quiere, serlo mientras viva”.

Tal vez, una vez más, el cambio se deba engendrar a partir de estas mismas mujeres. Tal vez, sólo de ellas surgirá el devenir del impulso necesario para que se produzca el movimiento que definitivamente acompañe a un cambio que haría quizás un poco más justo y llevadero este doble rol de mamás y médicas…, y el de muchas otras madres más.




¿Cómo ser madre y médica..., sin desfallecer en el intento? (Parte 1)


Se sabe que ser madre y profesional no es tarea fácil de compatibilizar. Y si se es médica, muchas veces exige un esfuerzo sobrehumano: residencias, guardias, horarios caóticos, convierten a las madres-médicas en verdaderas estrategas a la hora de repartir el tiempo entre el trabajo, los hijos, y las ocupaciones domésticas. Primero vendrán los pañales, luego los deberes, y más tarde tal vez algún conflicto adolescente. Puede que haya una niñera, un papá, una abuela, y hasta tal vez una tía o una amiga, dispuestos a colaborar. 

Aún así, será difícil reemplazar completamente a una madre. Mucho menos si es la biología la que impone restricciones y responsabilidades. Embarazo y lactancia: reemplazantes abstenerse.

Madre y médica…, médica y madre, ¿difícil o imposible?
Más de doscientos cincueta mujeres que han pasado por esta experiencia responden en nuestro FORO de discusión y, a la vez, coinciden: “Difícil, pero no imposible”.

Haciendo lo posible…, haciéndolo posible
El rol de la familia parece jugar un papel esencial a la hora de intentar ser madre y profesional. El hecho de compartir la maternidad con una “paternidad solidaria” y responsable, en donde hay maridos dispuestos a colaborar, ofrece un alivio y una solución a la falta de tiempo. “Tengo la suerte de vivir en una ciudad chica que me permite trabajar full-time y ya no hago guardias. Pero cuando mis hijos eran más chicos las hacía, y mi "santo esposo" se quedaba con ellos y sigue quedándose cuando yo viajo para hacer algún curso o congreso”comenta S.N., cardióloga y madre de 5 hijos. “No existe la formula perfecta –acota- , creo que cada uno hace lo que puede y como puede, sólo debe tratar de sentirse bien con lo que hace”. L.S.A. es una médica argentina que como muchas otras mujeres, considera esencial el rol de su marido: “Comencé mi residencia cuando mi hijo que hoy tiene 19 años, tenia 18 meses. Dude en rendir examen para ingresar pero tuve un gran apoyo, el de mi esposo, que fue el primero en convencerme. Al principio fue difícil ya que vivía de guardia. Al terminar la residencia nació mi segundo hijo que hoy tiene 14 años, aunque hacia guardia tenia más tiempo. Hoy pienso a la distancia que fue lo acertado. Los chicos crecen, todas las etapas son distintas y se disfrutan diferentes, pero se puede”. 

Las abuelas también tienen un rol fundamental. “Creo que mi experiencia hasta ahora es positiva, mi esposo y mi madre se turnan para ayudar y logré un día fijo de guardia que es un tema. Mi esposo ha tenido que cambiar un trabajo para poder acompañar. Yo he dejado muchas cosas por esta causa, pero creo que es una causa justa”, afirma S.V.C., especialista en medicina general.

“Ser madre y médica es complicado –afirma K.D.C, médica tocoginecóloga argentina.- pero mucho más si somos de especialidades de urgencia que hace que además tengamos que salir a cualquier hora a resolverla, en mi experiencia es fundamental el apoyo de la pareja, para que pueda ayudar en la tarea de los hijos y la casa”.

"Esta tarea de madre y médica trae consigo muchos sacrificios, y en especial a las personas que nos apoyan, en mi caso mi madre, que es la súper abuela. Es difícil, pero con amor, posible”, afirma A.G.B., anestesióloga cubana.

Pero no siempre la situación es la del marido que colabora. Más allá de la “voluntad” de los “papás”, existen cuestiones de raigambre social, que tienen que ver con la falta de “educación” o “preparación” necesarias para que un padre pueda llevar a cabo aquellas tareas relacionadas con el cuidado de los hijos. Históricamente, la educación que reciben hombres y mujeres es diferente, a la mujer suelen asignárseles aquellas tareas que tienen que ver con lo “afectivo”, mientras que a los hombres se les asigna aquello relacionado a lo “instrumental”. Y, “aunque este reparto está sometido a transformaciones constituye un ideal social que también puede serlo personal”, mencionan Ana Delgado Sánchez, Ana Távora Rivero y Teresa Ortíz Gómez, en “Las médicas, sus prácticas y el dilema con la feminidad”.

Las mismas autoras hablan, además, sobre la existencia de una suerte de “paradoja” que  se produce cuando a su vez, las mujeres, deseosas de repartir con su pareja las tareas vinculadas a la crianza de los hijos, descreen de la capacidad de los hombres para emprender dichas labores. Esto se debe según comentan a un “fuerte sentimiento de patrimonio”, es decir a una suerte de “reticencia a cederles un espacio que socialmente se espera que sea ocupado por ellas”. 

M.O.L., es mexicana, médica, madre de dos hijos de 7 y 9 años, y suma a esta situación, la de un marido médico: “mi marido es un gran médico y esposo, no obstante tengo que decir que la educación que ha recibido ha sido un pequeño obstáculo para que pueda adaptarse a la vida familiar. Como padres les es mucho más difícil estar en casa y ocuparse de los niños. El trabaja de tiempo completo y más; por la mañana es jefe de servicio en un Hospital y por la tarde es médico adscrito en otro, esto, no le deja tiempo en la semana más que por teléfono para la familia. Yo sé que por su carácter no sería feliz de otro modo,  después de muchas pláticas entre nosotros se ha involucrado cada vez un poco más”…” creo que esa ceguera muchas veces causada por la educación que recibieron, la vamos quitando poco a poco y sobre todo, transmitir ese cambio a nuestro hijo varón para que el día de mañana las cosas cambien”. 

Ante la ausencia de ayuda familiar mucha gente recurre a la asistencia externa. E. I. M., médica clínica, da testimonio de ello y opina: “Creo que lo que hay que tener es ayuda calificada, y preverla desde el momento de la concepción. Tuve 3 hijos prácticamente en un año, 2 mellizas y luego un varón. Trabaje durante 4 hs diarias hasta que empezaron a ir al jardín de infantes. Tuve la suerte de contar con una persona que me ayudo con ellos, y de tener amigos dispuestos a dar siempre una mano. Pude retomar mi actividad de carga horaria completa prácticamente cuando ya estaban los tres en la primaria”.

¿Qué les pasa a las madres?
Sin lugar a dudas el modelo de madre de tiempo completo o  «maternidad intensiva», tal como lo denominan las sociólogas españolas Carlota Solé y Sonia Parella, fue impuesto en la sociedad durante siglos, e interfiere claramente con el nuevo y pretendido modelo de maternidad planteada como «compartida». 

La lucha de la mujer moderna, en pugna por «equiparar» al hombre en ciertos aspectos, entra en contradicción con este «mandato» social que rigió durante siglos la vida en familia, y la coloca en un dilema que la mayoría de las mujeres hasta mediados del siglo pasado no enfrentaban. Simplemente la posibilidad de desarrollarse profesionalmente no formaba parte, habitualmente, de las proyecciones en la vida femenina. 

Solé y Parella lo explicitan: “si bien las prácticas cotidianas rompen con el modelo de la «maternidad intensiva» y se encaminan hacia formas de maternidad «compartida» y menos presencial, el peso del imaginario de la «maternidad intensiva» sigue generando frustración y ambivalencia en unas mujeres que no están dispuestas a ver menguar su carrera profesional; pero a las que, al mismo tiempo, les gustaría poder dedicar mayor atención a sus hijos”. Todo esto se encuentra enmarcado dentro de la falta de corresponsabilidad masculina en la esfera reproductiva y es causante de que estas mujeres perciban que con la llegada de los hijos su calidad de vida es la que se deteriora y no la de sus cónyuges, afirman Solé y Parella. “Para ellos, ser «padres» y seguir una trayectoria profesional «exitosa» se plantea como algo compatible, que no implica renuncias ni a nivel práctico ni a nivel simbólico”, prosiguen.

Ese imaginario es el responsable de generar el gran dilema a la hora de la elección entre la dedicación a la carrera o la familia. Si bien estas dos posibilidades no resultan mutuamente excluyentes, por lo general ambos aspectos entran en conflicto en alguna etapa del desarrollo profesional o familiar. “El mito de la maternidad «intensiva» sigue estando bien arraigado en el imaginario colectivo de las mujeres, pese a su inoperatividad en la práctica cotidiana en muchos casos. El dilema ante aspiraciones incompatibles genera un fuerte sentimiento de frustración, estrés, angustia y culpabilidad”, recalcan Solé y Parella. 

«Mami, no te vayas...»

Frustración, estrés, angustia y culpabilidad. Muchas madres han transitado por estas sensaciones.  Es el caso de C.B., médica tocoginecóloga, y madre de dos hijos: “No sólo tuve ganas de tirar todo por la ventana con respecto a mi carrera como médica más de una vez, sino que ¡me sigue pasando!” –exclama-. “Tengo momentos de mucha desesperación en los que quiero abandonar todo y ser solo mamá por muchas razones, especialmente por culpa, que creo que es una condición que acompaña permanentemente a la madre. Los momentos son muchos: cuando un hijo se enferma y está con fiebre...renunciarías a todo por quedarte con él, en los actos escolares, cuando te dicen «mami, no te vayas»…". 

A.M.D.D., uruguaya y médica clínica, comenta: “La angustia por la disminución de cantidad de horas dedicadas a estudiar ir a cursos a actualizaciones a las que antes siempre iba es lo que mas me ha angustiado luego de tener familia y reintegrarme a trabajar.  Hoy con un bebé de un año lo más que hago es trabajar, pero ha bajado mi rendimiento como médico”.

Es difícil tomar una decisión frente al gran dilema al que muchas madres se enfrentan: ¿primero la profesión o los hijos?. 

“Si hubiese sido solo madre tal vez lo hubiese hecho mejor. Si solo hubiese sido cardióloga, tal vez seria mejor. Pero eso no existe en la vida real. Todo depende de como se siente cada uno con lo que hace. Trato de hacer cada cosa lo mejor que puedo y eso significa siempre elegir”, afirma S.N.

La elección parece conllevar siempre un costo inevitable que confronta a la mujer consigo misma, con los deberes que la sociedad impone y con sus deseos de realizarse profesionalmente. Y habrá que enfrentar las consecuencias de una u otra elección. Muchas veces, incluso, las posibilidades sobre las cuales recae la decisión parecen verse representadas a través de la ley del  “todo o nada”, de acuerdo a lo que mencionan las sociólogas Sánchez, Rivera y López. Así mismo, observan en su estudio que ante la elección las mujeres habitualmente abandonan los aspectos relacionados a la esfera profesional, los cuales resultan más fáciles de “relegar”.

M.O.L., pediatra, confiesa: “preferí perder más como médica que como madre, pero siempre pierdes y una u otra decisión trae consecuencias que afrontar, por lo que tienes que poner las cosas en una balanza y decidir cuál deberá ser más importante y con más peso”. 

 “Yo prioricé mi maternidad, estar con ellos y decidí renunciar más a la profesión. Tiene un costo, como médica no alcancé todo lo que hubiese podido pero no me arrepiento porque ser madre me llena de satisfacciones, que nada de lo que haga en mi carrera se puede comparar. El tiempo pasa tan rápido que no quisiera un día ya grandes mis hijos arrepentirme de no haberlos vivido, no haber estado con ellos”, reflexiona C.B.

M.M., pediatra, comenta: “es tan difícil partirse en dos, que a veces me pregunto si hago bien o mal en tratar de trabajar, tener guardias, salir de un lado ir a otro, sin que ellos noten nuestras ausencias. Se que lo que elegí me fascina, pero se que ser madre fue también una elección”

Al parecer, la elección va de la mano de la presión que ejerce el entorno en cuanto al rol social que se pretende que deba asumir la mujer: el de conducir la familia. Más aún -comentan Sánchez y colaboradores- ellas mismas han introducido esta idea dentro de su propia vida, ya que forma parte de su escala de valores “y ello les impide optar libremente cuando la disyuntiva surge en sus vidas”. Así, “se acomodan a las expectativas que los demás tienen sobre su elección y las convierten en las suyas propias. Parece como si el hecho de que los demás no consideren la importancia que puede tener su trabajo, contribuya a que ellas tampoco lo valoren”. 

A.L.C., es especialista en medicina general y optó por equilibrar estos «deseos» y «deberes»: “Cuando tuve que decidir opte por equilibrar entre mis deseos personales y el deber de madre y esposa, actualmente por circunstancias especiales, en casa soy la que aporta monetariamente”(…)” Por los resultados que he obtenido, la importancia de la figura materna en el hogar es relevante y mientras podamos guiar a nuestros hijos poniendo límites, y generando responsabilidades según su edad, podemos seguir ejerciendo nuestra profesión sin temor y con toda nuestra fuerza”.

Deseos y deberes

Pero ¿cuáles son los deseos y cuáles los deberes?. ¿Asistimos a un cambio en esta escala de valores?. La respuesta pareciera ser sí. Progresivamente este panorama va cambiando. Ser madre comienza a dejar de ser un “deber” social. Las mujeres jóvenes comienzan a darle prioridad a la profesión en pos de la maternidad, como si ésta pasara de ser un eje central a un complemento vital. Esto explica hechos tales como que la concepción de los hijos comience a darse a una edad más tardía entre las mujeres profesionales. Incluso, en extremo, algunas mujeres optan por renunciar a la maternidad, debido a que el ser madre es considerado como un obstáculo a la hora del desarrollo o éxito profesional. Esto parece evidenciarse de manera explícita en estudios recientes que muestran las crecientes bajas en las tasas de natalidad en continentes como el europeo. Estas observaciones podrían ser claramente atribuibles a este cambio en el pensamiento del propio proyecto de vida femenino.

M.B.A.C, uruguaya, tomó la decisión de no ser madre: “Soy Pediatra y en mi consulta y vivir diario, veo y asisto niños con las más variadas dificultades y patologias relacionadas de algún modo u otro con la falta de "presencia" de los padres, fundamentalmente de la madre, porque trabaja o estudia. Entonces mi pregunta es: ¿en quien debemos de pensar? ¿en nosotras que queremos cumplir nuestro deseo de ser madres como sea? ¿porque la sociedad así lo manda de alguna manera o porque esta en los genes? ¿o en los niños y su salud mental y física?. Veo a diario a amigas y colegas como se dividen, disgregan y se sienten culpables por no poder cumplir con ambas responsabilidades. Es una tortura para todos. Elegí ser médico y no madre. Y la sociedad (nosotros mismos) pretende cobrártelo y como! Me dí cuenta que no se pueden hacer las cosas más importantes de nuestras vidas a medias, no es justo para ninguna de las partes involucradas y lo más importante, no veo buenos resultados”.

Ciertamente las mujeres serán juzgadas cruelmente por la sociedad ante una u otra decisión. Y como si se tratase de la fábula de «El molinero, su hijo y el asno», no existirá una forma posible de encontrar consenso en la conformidad. Alberdi, Escario y Matas, en su trabajo “las mujeres jóvenes en España”, a través de una cita de un texto de S. Hays denominado “Las contradicciones culturales de la maternidad”, grafican la situación: “Si una mujer permanece sin hijos voluntariamente, algunos dirán que es fría y que no se realiza como mujer. Si es una madre que trabaja demasiado en su empleo o carrera, algunos la acusaran de negligencia hacia sus hijos. Si no trabaja lo suficientemente duro, la situarán en el perfil de «mamá» y el avance de su carrera se verá frenado porque la dedicación a sus hijos interfiere con el trabajo. Y si se queda en el hogar con sus hijos, muchos la llamarán improductiva e inútil. En otras palabras, una mujer no puede nunca hacer lo correcto”.